Office building Bip

Fotografía: Cristóbal Palma
Este edificio de oficinas se levanta entre dos casas de los años treinta, refaccionadas y no protegidas por alguna ley de conservación histórica. El proyecto mantuvo 80% de las preexistencias y 44% de la superficie total construida (1,200 m2), en una zona que permite construir hasta 12 pisos, lo cual determina un alto valor del suelo, promoviendo la construcción en altura.
Con estas premisas, para evitar la venta del terreno y la consiguiente demolición de las casas, se concibió un nuevo edificio de sólo tres pisos. El diseño, basado en una estructura de madera laminada, permite su desmontaje y, por lo tanto, la posibilidad de levantar el edificio en otro sitio, así como de reciclar los materiales, en una suerte de "transitividad" arquitectónica.
Asimismo, la elección de una misma sección (9 x 34 cm) de viga para todo el proyecto, permitió una gran eficiencia en el corte del árbol. La madera utilizada es un incentivo a la reforestación, ya que pertenece a un tipo de bosque renovable, que además emite muy bajas emisiones de carbono.
Alberto Mozó (Nueva York, 1963) reside en Santiago de Chile desde 1970. Es arquitecto por la Universidad Católica. En 1991 fundó Alberto Mozó Studio.
Presented by
Edificio de oficinas
2008

Santiago, Chile
 
Arquitectura
Alberto Mozó Studio

Colaboradores
Francisca Cifuentes
Mauricio Leal

Ingeniería estructural
Juan López

Construcción
Empresa Forestal Arauco
Constructora Las Torcazas

Superficie construida
623 m2

Media Partner
Arquine