Museo del Mundo Maya

El edificio del Museo del Mundo Maya se compone de un cilindro elíptico de acero que descansa en un gran tronco; tres prismas de concreto a su sombra y todo ello encima de una elevada plataforma de piedra.

La composición refiere a la cosmogonía maya que coloca a la Ceiba como árbol sagrado que vincula al mundo terreno con el supramundo y el inframundo; a la representación de la creación del mundo a partir de tres grandes piedras y a la pretensión humana de acercarse a los cielos.

El vestíbulo principal, abierto al pie de la “Ceiba”, articula el acceso a las salas de exposiciones, cafetería, tienda y área de niños en el nivel de acceso; cine en gran formato, salones de usos múltiples y oficinas hacia los niveles superiores y servicios generales, talleres, bodegas y estacionamiento hacia el nivel de la calle.

En el interior de las salas permanentes, la historia de unos mayas presentes hasta nuestro tiempo, es contada de modo tal en que el espectador se convierte en protagonista de los acontecimientos narrados.


En colaboración con 4A Arquitectos.
Lugar
Mérida, Yucatán
Año de realización
2010