Biblioteca Nacional

La arquitectura no es igual, la relación sígnica de su materialidad no es estática sino que es cambiante, al igual que la que se da entre ésta y el contexto, la propia materialidad que la hace posible genera su dislocación constante.

La arquitectura es acontecimiento que se da entre los actantes, este vehículo material y las posibles puestas en escena, y la  manera en que tanto el actante como la puesta en escena se relacionan semióticamente con el vehículo.

El concepto de lugar como creación de territorio va cediendo al concepto de lugar como posibilidad de nuevos lugares. Destruir para crear, sobrescribir, palimpsesto que hoy se apoya en los ciclos mercantiles, la mercancía debe desaparecer para volverse a consumir, o  en su caso resignificarse para justificar una nueva razón de ser.

Entendemos que esta obra tiene dos propósitos  por un lado intenta rescatar y crear lugar, un espacio social, el de la promoción de la lectura  y al mismo tiempo impactar el valor mercantil de la zona aledaña. Dos propósitos que no parecen ir juntos pero que no se pueden desprender.

El repunte mercantil inmobiliario es consecuencia directa de la inversión, los terrenos tendrán un nuevo potencial que no les permitirá estar ociosos, requerirán de nuevas inversiones y nuevos usos acordes a su nueva situación dentro del nuevo escenario. El nuevo lugar, la nueva puesta en escena y el nuevo vehículo serán punto de partida de un nuevo contexto real material, y un nuevo lugar en el espacio inmaterial mediático.